may 062012
 

Los beneficios potenciales del contacto precoz que pueden obtener tanto la madre como el recién nacido están ampliamente demostrados por la literatura científica. Sabemos que para la madre el contacto precoz piel con piel favorece el vínculo, aumenta su autoestima, disminuye su ansiedad y aumenta los sentimientos de aceptación ante el nuevo rol. Todos los estudios recientes defienden que el contacto precoz aumenta la confianza materna sobre sus capacidades de cuidado, proporcionando satisfacción y autonomía dentro del proceso de parto.

Por lo que actualmente ya se encuentra dentro de los protocolos de asistencia al parto en  los hospitales españoles la realización del contacto precoz piel con piel con el recién nacido sano nada más nacer, y se ha desechado la practica antigua y tan habitual de separar sistemáticamente al recién nacido de su madre en los llamados nidos.

¿Qué es el contacto precoz?

El contacto piel con piel es la colocación del recién nacido en decúbito prono sobre el abdomen y pecho materno después del nacimiento.

Todas las revisiones sistemáticas que se han hecho de la literatura científica concluyen que el contacto precoz piel con piel justo durante las dos primeras horas después del nacimiento, que es cuando el recién nacido se encuentra en el “periodo sensitivo”, es muy favorable para el establecimiento del vínculo afectivo, la localización del pezón por medio del olfato y el reconocimiento temprano del olor materno lo que genera una mayor probabilidad de lactar de forma exitosa durante la primera toma después del nacimiento  e incrementa de la duración de la lactancia materna exclusiva. La OMS describe diez pasos para una feliz lactancia materna. El paso 4 pone en evidencia que el contacto precoz aumenta la prevalencia de la lactancia. Realizarlo durante los veinte minutos y en la primera hora puede ser beneficioso, no sólo para el establecimiento de una lactancia precoz sino también para la conducta maternal y el vínculo entre madre e hijo. Por ello, la OMS recomienda que se coloque al recién nacido desnudo sobre el abdomen materno hasta que consiga mamar por primera vez.

Además, la idea tan arraigada de que el recién nacido perdía calor si no se metía dos horas en la incubadora parece que no es cierta, ya que con el contacto precoz el bebé mantiene la temperatura en niveles termoneutrales y recupera antes la normoglucemia y el equilibrio ácido base.

La psicóloga Laura Gutman afirma que durante los primeros meses de vida extrauterina, las necesidades básicas de los bebés son en esencia parecidas a las satisfechas en el vientre de su madre: comunicación, contacto y alimentación, en este orden. Dentro del útero materno el bebé tiene todas las partes de su cuerpo en contacto con otro cuerpo, y esta sensación la necesita reproducir continuamente, necesita ser “sostenido, tocado y apretado”.

Para todos los estudios actuales, el aspecto más importante en el desarrollo del vínculo entre la madre y el recién nacido es el contacto directo durante su primer año de vida y defienden el contacto precoz para fomentar el comienzo de este vínculo.

De esta forma, los profesionales que nos dedicamos al nacimiento nos convertimos en partícipes y responsables debiendo facilitar su comienzo en el propio parto.

 

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)


1 − uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>