may 072012
 

Si planeais quedaros embarazadas, sería conveniente que empezarais  a pensar en vuestra salud un par de meses antes de dejar de utilizar anticonceptivos. Es posible que existan cuestiones médicas en las que todavía no habías pensado como por ejemplo, si tu carnet de vacunación está al día, por lo que es recomendable realizarse una revisión pregestacional con la matrona o el médico de cabecera.

¿Cuándo interrumpir el uso de anticonceptivos?

Con algunos métodos anticonceptivos como por ejemplo, el preservativo masculino o femenino o el diafragma, podéis empezar a intentar quedaros embarazadas tan pronto como dejéis de utilizar el anticonceptivo.

Con otros métodos como la píldora combinada, el parche o anillo y las inyecciones anticonceptivas, es posible que se requiera cierto tiempo para que tus ciclos se normalicen después de dejar de utilizar el método anticonceptivo. Por consiguiente, es posible que deseeis dejar de tomar la píldora un par de meses antes de comenzar a buscar embarazo.

Nutrición

Es una buena idea planificar una alimentación saludable: si seguís una dieta saludable antes de quedaros embarazadas, contareis con los nutrientes necesarios para ayudar vuestro bebé desde el día de la concepción en adelante. Una dieta saludable incluye comer de manera regular y equilibrada, y reducir la “comida rápida” y los alimentos procesados. Incluiré más adelante una entrada sobre alimentación saludable.

 Tomar ácido fólico

La ingesta de suplementos de ácido fólico ayuda a prevenir los defectos del tubo neural del bebé. Las guías sanitarias recomiendan que las mujeres que planifican quedarse embarazadas, o las mujeres que están embarazadas, tomen un suplemento de ácido fólico que contenga 400 microgramos de ácido fólico cada día.

Lo ideal es iniciar el tratamiento tres meses antes de empezar a intentar concebir y mantenerlo durante el embarazo. También señalar que si seguís una dieta saludable, ya ingerís cierta cantidad de ácido fólico a partir de cereales, alubias, vegetales de hoja verde y zumo de naranja. De ahí la importancia de la alimentación equilibrada.

Ejercicio y peso

Si estáis en forma antes de quedaros embarazadas, será más fácil manteneros activas y no cogeréis mucho peso cuando ya estéis embarazadas. El ejercicio también puede ayudar a mejorar su estado de ánimo y sus niveles de energía, además de reducir el estrés, algo que sin duda favorecerá la concepción.

En las mujeres, tanto el sobrepeso como un bajo peso pueden causar alteraciones en el ciclo menstrual y reducir las probabilidades de concepción. El sobrepeso en los hombres puede reducir la cantidad y la calidad del esperma.

Cigarrillos y alcohol

Lo mejor es evitarlos mientras intentáis quedaros embarazadas ya que luego será mucho más fácil no fumar, ni beber durante todo el embarazo.

Abandonar el hábito mejorará tus posibilidades de tener un embarazo saludable y un bebé sano. También es importante que tu pareja reduzca estas sustancias (lo ideal es que las abandone por completo) mientras buscáis embarazo. Los cigarrillos, las drogas y el alcohol tienen un efecto negativo en la calidad del esperma. En comparación con los no fumadores, los hombres fumadores fabrican una cantidad inferior de esperma o una proporción mayor de esperma anormal. En las mujeres, fumar se asocia con menopausia temprana e infertilidad. También puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo y un inicio prematuro del parto.

El alcohol también puede reducir la fertilidad femenina y afectar a la calidad del esperma. Aumentando también el riesgo de aborto espontáneo.

El estrés y estilo de vida.

Mantenerse mentalmente relajados también puede ayudar. Cuanto menores sean la preocupación y el estrés, mayor será la probabilidad de concebir. Pensar que los testículos de un hombre están en condiciones óptimas a cuando están a temperatura no elevada, este ascenso puede producirse por el estrés.

También por el uso de ropa interior determinada. Por lo tanto, usar ropa interior holgada de algodón, pantalones no ceñidos y evitar los baños calientes puede mejorar la producción de esperma.

Vacunas

La rubéola es una enfermedad leve en niños y adultos, pero que puede afectar seriamente al feto. Si no estáis vacunadas, debéis consultar a vuestro médico o matrona antes de intentar embarazo.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)


9 × tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>