jun 222012
 

Hola a todas! Mi nombre es Laura Martín y soy Doctora en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Me presento ya que a partir de ahora voy a aportar la información relativa a la influencia que tiene realizar ejercicio físico durante un periodo con tantas particularidades como es el embarazo.

El mejor camino para llegar al parto de forma saludable es la actividad física pero es muy importante que su práctica este aconsejada por un médico y controlada por un profesional del deporte, ya que en función de las condiciones del embarazo y el nivel de forma física podrán practicarse unos ejercicios u otros. De ahora en adelante debes saber que si no decimos lo contrario, nos referiremos siempre a gestantes SANAS.

Desde hace mucho tiempo se ha relacionado un buen embarazo y el parto sencillo con el ejercicio físico. Por ejemplo Aristóteles en el s. III a.C., atribuyó ya los partos difíciles a un estilo de vida sedentario. Actualmente se sabe que la mujer que realiza actividad física durante el embarazo llega más preparada al parto, participando de manera más activa. Además se ha observado una significativa baja de consultas por dolores y molestias pre y post parto, debido al buen estado físico consecuencia de la práctica de ejercicio.

Los ejercicios que se utilizan más habitualmente son ejercicios localizados, que nos permitan trabajar de manera específica aquellas zonas del cuerpo que se alteran durante el embarazo y reducir las afecciones más comunes como son los dolores de espalda o las molestias debajo de las costillas.

El objetivo del ejercicio físico durante el embarazo es conseguir las mejores condiciones posibles de la musculatura de la mujer en el momento del parto en especial del abdomen, columna y pelvis; y ayudar a una buena y rápida recuperación.

Algunos de los beneficios que conlleva la práctica de actividad física para las futuras mamás son:

  • Evita un aumento excesivo del peso
  • Mejora la condición cardiovascular, la rápida circulación de la sangre provocada por el ejercicio garantiza una mejor oxigenación del cuerpo
  • Mejora la condición muscular, favoreciendo la corrección postural
  • Disminuye las molestias digestiva y el estreñimiento
  • Mejora la tensión arterial y protege frente a la diabetes gestacional.
  • Aumenta el bienestar psicológico, debido a la liberación de endorfinas, reduciendo la ansiedad, depresión e insomnio.
  • Aumenta la autoestima gracias al aprendizaje de nuevos modos de utilizar el cuerpo.
  • Acorta el tiempo de hospitalización postparto y reduce el número de cesáreas.

Al practicar ejercicio no sólo se beneficia la futura mamá sino que el bebé también lo nota. Recibe mayor cantidad de oxigeno en la sangre y por tanto mejora su metabolismo; Las hormonas liberadas durante la práctica pasan a través de la placenta hasta el bebé, lo que le hará sentirse mucho mejor y más relajado; Al ejercitarse, los músculos del abdomen realizan un masaje agradable y calmante para el bebé; Además, con el movimiento del ejercicio el bebé se sentirá complacido por el efecto de los balanceos.

En resumen, practicar ejercicio físico de manera moderada y siempre bajo prescripción médica beneficiará a la mamá y al bebé tanto física como emocionalmente, y es una buena manera de prepararse y afrontar los cambios que va sufriendo nuestro cuerpo durante el embarazo.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)


cinco − = 3

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>