nov 282015
 

Si pudiera mandarte una rosa te escribiría en mi nota que tres cualidades tienen las mejores obstetras: talento; sensibilidad y pasión por su trabajo. Posiblemente la última, es la más difícil de encontrar, pero también la más importante, porque es la que lleva directamente a desarrollar las otras dos. Todas las tienes.

Si pudiera mandarte una rosa te pondría en mi nota, que tu talento es tan grande que se convierte en delicado, cuidado, profesional, detallista y argumentado. Nunca las cosas las realizas sin motivo, sino que tus acciones están basadas siempre en razonamientos sensatos y meditados. Pensando en todas las opciones y tomando decisiones a veces difíciles, incluso arriesgadas, pero siempre medidas. Eso es lo que hace grande tu talento.

Si pudiera mandarte una rosa, te diría que tu sensibilidad es tan especial, que la manera de tratar a tus compañeras, es la misma que ofreces todos los días a las madres. Porque tú también eres madre y sabes lo importante que es que te permitan una oportunidad.
Luchar para que esa oportunidad se produzca, aunque a veces se arriesgue mucho. Tu arriesgues mucho por otras, tanto, que pensarlo días después te abrume.

Pero eso es lo que hace una buena obstetra. Ofrecer una oportunidad real cuando todo está en contra y los acontecimientos son claramente adversos. Y ahí está, como el mago que realiza un turco, que sencillo parece, pero en realidad es tan complejo que detrás hay años de trabajo y estudio.

La oportunidad la creas. Sí, la creas tú, porque es en ese momento que ya está todo perdido, y como de magia se tratara, ofreces esa oportunidad real. De una forma totalmente altruista y con excepcional valor, ofreces una oportunidad a una madre que se lo merece, porque está luchando con toda el alma por su parto, de la misma manera que lo estás haciendo tú.

Si pudiera mandarte una rosa te diría en mi nota que haces crecer tanto a los que te rodean con tu talento y profesionalidad, con tu respeto hacia la obstetricia. Que tu dedicación diaria sólo puede ser modelo y referencia. Agradecida de poder compartir los días contigo.

Si pudiera mandarte una rosa te diría que la obstetricia es caprichosa. Ante una misma situación hay muchas consecuencias posibles, circunstanciales e impredecibles. Pero estamos ahí, confiando, como lo hacen las mujeres todos os días, poniendo todo nuestro corazón para que el resultado sea el más favorable posible. Y eso es lo nos hace ser fieles a nuestro trabajo.

Y créeme, la rosa que te mandaría es ante todo auténtica, sensible, humilde, con enorme corazón y templanza, inteligente, con destreza y sabiduría. Una rosa bonita, fresca y realmente única.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)


ocho × = 16

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>