jul 092012
 

El plan de parto es un documento escrito que se utiliza para que la embarazada exprese sus deseos y expectativas sobre la idea de cómo quiere que sea su parto.

Este documento es muy interesante, porque sirve como orientación a las matronas para adecuar la atención a las expectativas de la mujer.

Los planes de parto que se usan en los hospitales españoles se adaptan a las recomendaciones de La estrategia de atención de parto normal del Ministerio de Sanidad.

Las sugerencias de cada mujer serán dialogadas con la matrona que le atienda el parto, valorando el grado de compatibilidad con su proceso de parto y los protocolos del centro.

Lógicamente las preferencias de la madre serán cumplidas en su totalidad siempre que sea posible, es decir, no deben ir en contra de la evidencia científica actual, no debe suponer riesgo para la salud de la madre o el bebé, ni vulnerar los derechos individuales de la mujer, su pareja y los profesionales que le atienden el nacimiento.

Los planes de parto hablan del modelo de atención que van a llevar los profesionales y casi todos incluyen:

Rasurado y enema opcional.

Acompañamiento de la mujer por la persona que ella escoja.

Deambulación, uso de pelotas y cambio de posición durante la dilatación.

Si el hospital dispone de bañera o duchas, uso de la termoterapia durante la dilatación.

El numero de tactos vaginales, la rotura de la bolsa y cualquier intervención, se limitará a las estrictamente necesarias.

Sobre la posibilidad de beber líquidos tipo acuarius durante el parto, dependerá de los protocolos de cada centro. Pero cada vez hay más hospitales que suman la ingesta de líquidos en sus protocolos de parto de baja intervención.

Intimidad: posibilidad de música y luz tenue si la embarazada así lo quiere.

Pinzamiento tardío de cordón y contacto piel con piel.

No se separará al recién nacido de la madre a no ser que sea absolutamente necesario y siempre con consentimiento informado a los padres. Las técnicas como la profilaxis ocular, vacunación o peso se harán posteriormente.

Promoción de la lactancia materna desde el primer momento.

Cada vez hay más hospitales que se están añadiendo el documento del Plan de parto a sus protocolos. De esta manera la mujer se hace más participe y autónoma en un momento de la vida tan trascendental que es el nacimiento de su bebé.

A mí me parece un documento muy interesante ya que intenta proteger los derechos de las madres y suele ser muy bien recibido por las matronas, por lo que os animo a que elijáis hospitales que ya lo tengan instaurado dentro de sus protocolos de asistencia.